Stefan Brüggemann

Looks conceptual: Las intervenciones de Stefan Brüggemann entre textos
El Financiero, 4 February 2002, Mexico City, Mexico

Miembro del “cutting edge”, Stefan Brüggemann ha colocado su obra sobre las paredes de la Galería de Arte Mexicano y le ha llamado Looks Conceptual por ponerle un nombre a este niño.

La obra que decidió exponer la podríamos dividir en dos partes: la primera está formada por un conjunto de fotografías y de páginas de revistas que ha arrancado para intervenirlas y una vez hecho, enmarcarlas y colgarlas intercaladas entre la otra parte de la exposición, unos billboards con textos, algunos utilizando tipografía y otros simplemente a mano, con plumón escritos en letra de molde, sobre alguna de sus esquinas.

Me dicen que Carlos Monsivais opinó que Brüggemann es el primer norteamericano que conoce que nace en México. Tal vez fue lo que comentó después de haber recorrido este material colocado entre los muros también intervenidos con tipografía tamaño mural con el textos en inglés de “NOTHING” o en los billboards con una list of concepts (future) 2001 como la siguiente: 

timeless 
soft 
surface 
unconceptual 
intelectual entertainment 
hardcore defining 
stubborn 
popular 
history repeat
author 
service / non service 

o tal vez alcanzó a leer varios manuscritos con think, think, think o mensajes como, sometimes I think o algunas buenas observaciones como everybody is thinking outside this room o sugerencias, como aquella que está en un fondo gris, con letra pequeña que dice effortless, por ejemplo. 

Y lo que pasa es que este curador y artista visual pertenece a la generación que presenta sus obras de un lado al otro de los continentes y que usa el inglés naturalmente como parte de su interpretación del mundo, igual que los jóvenes que asistieron a la inauguración en la GAM, que tienen entre 15 y 20 años de edad y que les gustaría pertenecer al “main stream” del arte ultraconceptual o expresarse dentro del “cutting edge”.

Una vez realizada la intervención de las revistas o del material fotográfico y estas enmarcadas las colocaron en grupos, entre los billboards con esos textos escritos a mano o con tipografía. Mientras recorríamos este material tratando de entenderlo, nos detuvimos varias veces sobre el muro sur de la Galería para disfrutar de unos marcos enormes forrados con tela de lino traslúcido del tamaño de las grandes ventanas, para observar en detalle cómo se movían unas pequeñas luces y sombras del follaje en movimiento de los árboles sembrados en la banqueta que se proyectan sobre la tela. Por un momento pensamos en la posible influencia del oriente, de ese arte sutil y efímero arte japonés pensando que estas telas eran parte de la exposición y se nos ocurrió, por un momento, tal vez la más interesante porque, además, cambia de tono durante el avance de las horas del día. Cuando preguntamos qué era, Mariana Pérez Amor, sonriendo, nos respondió que sólo era “la solución que encontramos para tapar la luz de las ventanas que dan a la calle”.

Dentro de este ambiente de las intervenciones se trata de entender que todo esto que tenemos enfrente tiene que ver con el mundo interior del espectador y que el artista, lo único que hace es intervenirlo marcándonos así lo que consideró que sería oportuno llamar la atención. 

Vivimos ahora la era de los curadores y Nicolás de Oliveira, que es uno de ellos, cita a Roland Barthes señalando que “el escritor, y por tal me refiero… a aquellos sujetos que tiene la persistencia del observador y que se paran en las encrucijadas de todos los discursos”, lo asocio con la obra de Stefan Brüggemann cuando desde su ¿galería? Programa de Goethe # 15 en la colonia Anzures, me anunciaba hace meses que la exposición que haría en la GAM tendría mucho que ver con “textos” y así lo confirma Oliveira cuando dice que “en su práctica, Brüggemann se detiene en las encrucijadas, observando y esperando hasta conseguir el aventón que lo levante”.

Subscribe